21.6.09


SOBRE LA REAL INCONSISTENCIA
DEL DIARIO ESPEJISMO
PERO HUESO


condensan cuánticas puertas
las sonrisas reichianas
sanaciones
clavadas on en in
dentro yacen
in paridas
obsidianas
protobrutas
sombras
on la surrealistic pillow
mojada con baba orgánica
laguna roja
samba
solo tuya
con los airplanes queridos
para poder volar
con Grace
y su gracia
en el saxophonético
de morphine
saussu-rrea
signific-hados
lenguitas pyros
y sus buenas noches
de pakidérmicas
dermis
las gruesas pieles
de ningún lugar
luego existen
en el más ratito
recuerdo
el nombre
del arcano
sin nombre:
“13”
como el deptolvidaduplex
ese de allá
y su número
que cuento parece
contado
sin colorín
ni colorado
(guácala)
ni congeladas ketaminas
raspadas
sublimadas
silabeadas
esfumadas
formas del tiempo
con dones borgianos
que sea
las mishima músicas
yukioharakiris
tokyándome
desentrañamientos espada
debajo
del ombligo
el ritual
de cortarse
el vientre
visceralmente
sin leche
ni cordón
que nos una
a nadita nada
sueltitos
hace ratito yapo
na de sopita e pollo
calientita quería
la milkyway
y la Venus Nacida
en el amanecer salmo
a la concha
de la tuya
se astilló
se reventó
se hizo mierda
cagó
churrete plaga
emotional rescue
remedy
please
más sabinas santas
antiagusanamiento luz
arrebatadas
de éxtasis
por las calles
selladas
contra tí
descreídas
sin credo
multifacéticos
desrostros
repuestos semblantes
sin blandura
tiesos
de resaboreados puertos
ancladas
zarpaciones zarpazo
aladas
sin zares nos quedan
oktubriadas
al menos
coloradas siquiera
las cicatrizaciones costra
llenas
de anestesiados
rechinares
y maxilares
trizas
apretadas
las cosas de noche
se vuelven
después de tragarlas
tan
tan tan
tan
re-cercalejándose
faraway Wenders
los so close to me
Natasha
encantado de conocerla
you walk like an angel
en pompos
extraños
popos
medulares
desechos en hebras
de fuego
velas
queman velos
mayas
Isis
sin parpados

para verse
versos
son

nubarrón terrón
del cielo tierra
bleikiano
en matrimonio
las visiones
Elías de William
profeta
sin Canetti
ni Cohen alguno
ni Figueroa tampoco
igual
a pesar
del riesgo en brote
todavía
salimos jugando

que tanto